lunes, 10 de diciembre de 2018
DÍA MUNDIAL DEL PROFESOR
Visitas 197
Faltan muchos profesores.
Valoración: 10/10
 

Los profesores celebran hoy, 5 de octubre, su Día Mundial recordando la "contribución imprescindible" que aporta la docencia al individuo y a la sociedad.

 

“El derecho a la educación implica el derecho a docentes cualificados” es el lema de esta celebración en este 2018. Y es que con el mismo se viene a dejar patente que hay que recordar en todo el mundo que, como manifiesta la UNESCO, “el derecho a docentes preparados y cualificados es una condición indispensable para realizar el derecho a la educación”.

 

De la misma manera, ese organismo ha venido a dejar patente que en la actualidad uno de los desafíos mundiales es la escasez de docentes. Esto es palpable, sobre todo, entre las poblaciones que son más vulnerables como los niños refugiados o migrantes, los pequeños que viven en zonas rurales o muy alejadas, los menores con discapacidad…Tanto es así que si se pretendieran alcanzar los objetivos de 2030 en cuanto a Educación Primaria y Secundaria, sería necesario proceder a contratar a 69 millones de docentes nuevos.

 

Y a eso habría que añadir que existen 264 millones de niños sin escolarizar en todo el planeta.

 

Este año 2018, además, el Día Mundial de los Docentes es muy especial porque coincide con el 70 aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos (1948). Declaración en la que, entre otras cosas, se viene a recoger que “la educación es un derecho fundamental clave y se consagra, además, el derecho a la educación gratuita y obligatoria, mediante un acceso inclusivo y equitativo para todos los niños”.

 

El importante papel de los docentes en la sociedad. Y, es que, siempre hay un profesor o profesora que nos marcó, o bien, por su forma de enseñar, o, por su manera de interesarnos por las ciencias, la filosofía, la literatura…

 

Una buena manera de festejar esta fecha tan especial es a través del cine. Y es que son muchas las películas que vienen a destacar el importante papel que desempeñan los maestros y profesores. En concreto, algunos de los mejores filmes para ver en familia sobre este tema son los siguientes:

 

    “La profesora de parvulario” (2014)

    “Matilda” (1996)

    La saga “Harry Potter”

    “El maestro” (2015)

    “Adiós, Mr. Chips” (1969)

    “Los chicos del coro” (2004)

    “La lengua de las mariposas” (1999)

    “El club de los poetas muertos” (1989)

 

Películas a las que se podrían añadir series como “Querido maestro” o “La otra mirada”.

 

Un testimonio del importante trabajo del Maestro lo encontramos en la carta que Albert Camus escribió a su profesor de primaria, tras ganar el Premio Nobel de Literatura

 

   Querido señor Germain:

 

    He esperado a que se apagase un poco el ruido que me ha rodeado todos estos días antes de hablarle de todo corazón. He recibido un honor demasiado grande, que no he buscado ni pedido. Pero cuando supe la noticia, pensé primero en mi madre y después en usted. Sin usted, la mano afectuosa que tendió al pobre niñito que era yo, sin su enseñanza y ejemplo, no hubiese sucedido nada de esto. No es que dé demasiada importancia a un honor de este tipo. Pero ofrece por lo menos la oportunidad de decirle lo que usted ha sido y sigue siendo para mí, y le puedo asegurar que sus esfuerzos, su trabajo y el corazón generoso que usted puso continúan siempre vivos en uno de sus pequeños discípulos, que, a pesar de los años, no ha dejado de ser su alumno agradecido.

 

    Le mando un abrazo de todo corazón.

 

    Albert Camus

 

 

Si Albert Camus consiguió convertirse en uno de los grandes autores del siglo XX y ganar el Premio Nobel de 1957 por su producción literaria, fue en parte gracias a los esfuerzos de su profesor de primaria. Louis Germain no sólo le habló de la escuela secundaria, sino que también le ayudó a preparar el examen de ingreso e incluso convenció a su abuela -que quería que fuese aprendiz de algún comerciante local- para que le dejase seguir sus estudios.

 

Nacido el seno de una humilde familia de colonos franceses, con una madre analfabeta y casi sordomuda, y un padre que prácticamente no llegó a conocer al morir en la Primera Guerra Mundial, Camus no olvidó los esfuerzos de su profesor. Por eso, tras dedicarle el discurso de agradecimiento al recibir el Nobel también le escribió una carta de su puño y letra para agradecerle en primera persona todas sus enseñanzas.

Dosatic S.L. © 2018
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad