lunes, 10 de diciembre de 2018
UN DÍA GOZOSO
Visitas 178
- Por: Marisa Muñoz Torres
En la Jubilación de Marisa Muñoz.

 

A 21 de septiembre de 2018

 

PALABRAS DE GRATITUD EN LA JUBILACIÓN

Gracias a todos y a todas por acompañarme en un día tan emotivo y especial para mí; compartir estos momentos con las personas que quiero los convierte en inolvidables.

Me ha llegado la jubilación, sí, casi sin darme cuenta porque he tenido la gran suerte de haber trabajado en lo que MÁS me gusta, la EDUCACIÓN, y, sobre todo, porque he desarrollado y compartido esta labor con personas maravillosas que me habéis hecho vivirla con alegría e ilusión. Incluso en los momentos tristes, como la pérdida temprana de dos seres queridos, mi hermano Ramón y mi sobrina Mayca, ahí habéis estado siempre mis compis, como una familia, y me habéis mostrado vuestro apoyo, afecto y ayuda. Gracias, nunca os olvidaré.

Hace ya 44 años, me subí al tren de la docencia en esta congregación de las Hijas del Patrocinio de María. Llevaba una pequeña maleta llena de juventud, energía y entusiasmo e inicié un viaje fascinante con todos vosotros. Estaba intrigada y deseando saber cómo era por dentro este nuevo tren del colegio Espíritu Santo que acababa de inaugurarse dos años atrás y, sobre todo, quería saber quiénes lo ocupaban. Enseguida conocí a la maquinista que nos guiaría, la directora, siempre cercana, de compromiso férreo y gran tenacidad; a mis acompañantes, mis queridos y fieles compañeros, que fueron subiendo paulatinamente hasta convertirnos en un gran equipo; también a la persona que nos daba la bienvenida y cerraba bien los vagones, nuestra simpática portera; a la persona que recogía los tickets, nuestra valiosa secretaria; a las que mantendrían nuestro tren siempre limpio, bonito y acogedor, nuestras infatigables limpiadoras y jardinero; al que repararía las averías para que la maquinaria siempre estuviera a punto, el paciente informático.

Y, POR SUPUESTO, me encontraba deseosa de conocer a nuestros pasajeros especiales, los niños, los verdaderos protagonistas, para los que se creó este tren, y que todas las mañanas lo llenaban de inocencia, ingenuidad, sonrisas, dinamismo y cariño, haciendo que las preocupaciones y tristezas se disiparan.

También estaban las encargadas de subsanar las dificultades que estos pequeños pasajeros podrían tener, para intentar que TODOS disfrutasen del viaje y pasasen de vagón en vagón, las componentes del “desbordado equipo de orientación”. Y, COMO NO, no podía olvidarme de la supervisora que comprobaba que todo marchara bien, la Superiora General, gran luchadora, innovadora, sensible y entusiasta, madre de todos. Os doy las gracias porque cada uno de vosotros habéis sido una parte indispensable de esta larga y bella aventura.

Durante mi largo trayecto, he vivido muchos momentos únicos, llenos de magia, de emociones de todo color, de aprendizaje mutuo, de risas, de compromiso, de proyectos, de convivencias, de intercambio nutritivo. Ha sido un viaje solidario, enriquecedor y muy humano.

En realidad este colegio ha sido mi segunda casa, mi segunda familia, en él pasé mi infancia y mi adolescencia, descubrí mi vocación, formé un nuevo hogar y crecieron mis hijos. Por eso siempre estaré eternamente agradecida.

Me he sentido muy feliz y satisfecha de haber visto evolucionar a mis alumnos, de haberles ayudado con amor y paciencia a descubrir y pulir las grandes cualidades y talentos que cada uno atesoraba. Muchos se han convertido en hombres y mujeres de valores cristianos con los que construyen un mundo más justo y tolerante con las diferencias. Para mí, ese es el mejor regalo.

Hoy, me bajo de este tren con una maleta GRANDE, llena de vivencias, de buenos recuerdos, de emociones, de anécdotas y, sobre todo, de grandes amigos y amigas que permanecerán siempre conmigo en mi corazón. Este tren seguirá en marcha porque todas las personas que continuáis y las que se suban seréis el combustible inagotable para que NUNCA se pare. Como el padre Cosme nos enseñó, lo que se construye con amor, respeto y humildad dura para siempre. MUCHAS GRACIAS

Dosatic S.L. © 2018
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad