martes, 17 de octubre de 2017
Carta de Kieu.
- Por: Kieu. ^^)
26/06/2017 - 219 Visitas


Las europeas.

Mi servicio de voluntariado en el colegio Espíritu Santo 2017.

Baena, 21.06.2017

Queridos profesores, queridas alumnas y queridos alumnos, Cuando buscaba un proyecto para mi servicio de voluntariado,

Quería absolutamente ir a un país francófono para mejorar mis conocimientos de francés. El proyecto “Aprendiendo Europa en la escuela” en Baena solo era plan c. pero si ahora me paro a pensar, me he dado cuenta que mi destino me envió aquí  porque sabía que me hacía falta, o sea, la felicidad y la alegría de vivir.

Cuando me preguntó  si me gustaba esta experiencia  y  este proyecto, solo respondí sencillamente “si”. Pero esa respuesta no era la verdad completamente porque no es posible describir mis pensamientos en una frase.

Es increíble cómo los últimos  cinco meces  me hayan cambiado. De una persona estresada solo le gustaba pasar su  tiempo sola, me  convertido  a una persona, que ríe más frecuentemente   y no toma la vida tan seria y que le encanta  jugar al pilla pilla o al escondite.  ¿Cuál  es la razón? Con toda probabilidad es la serenidad española que me sosiega cuando tengo problemas o preocupaciones. Sin embargo, la mayor parte que me ha cambiado es el trabajo en el colegio Espíritu Santo con los niños amables a los que quiero muchísimo. Mi alegría consiste en ver a los niños con  mucho entusiasmo que no solo llaman mi nombre sino también cantan mi nombre cada vez cuando entro a clase. Pero no solo en la clase, sino también en la calle mis amigos pequeños me reconocen y me saludan con expresión alegre, un abrazo cariñoso o besitos que me hacen feliz todo el día.

Con seguridad puedo decir que mi tiempo en Baena es una de las mejores épocas de mi vida. Vine  para aprender sobre Europa con los niños y estoy segura que han aprendido mucho. Sin embargo, tengo que admitir que he aprendido mucho de ellos, de su motivación para tocar tambores hasta sus historias de zombis de verdad que vienen a su cumpleaños. Esas cosas nunca las olvidaré!

Por ese tiempo, que me han marcado mucho, doy las gracias

·         a todos los profesores  que me ayudaron para realizar mis talleres.

·         Al mentor más guay del mundo, Antonio Montilla, que siempre me apoyó.

·         A Rosario, Francisca, María del Mar y las cocineras del comedor que salvaron mi barriga vacía con comida riquísima  española

·         Y a Rosario  en la entrada con la que podía charlar cuando  estaba sola en el recreo.

Muchísimas gracias a todos  y os deseo todo lo mejor, mucha salud, alegría y felicidad!

Esta parte es para mis amigos pequeños. Sería estupendo si los profesores pudieran pasarla a ellos!

Queridas  amigas y queridos  amigos, estoy felicísima de conoceros. Sois  mis mejores amigos e n Baena. Os deseo todo lo mejor en vuestro futuro!

Espero que siempre sigáis aprender porque la vida está llena de  sorpresas. Os deseo que viajéis mucho, que aprendáis muchos idiomas para conocer otras culturas y descubrir otras canciones chulísimas aparte de “Despasito” o “Súbeme la radio”.

Espero que se cumplan todos vuestros deseos y os digo hasta luego!

Muchos besitos,

Kieu.  ^^)